El 55.334: Premio Gordo a la Solidaridad y el segundo premio para el número 37.098

0
44

El sorteo está sin cerrar. Si mañana hacemos una nueva vuelta en el bombo de la solidaridad de las casas de Salesianos Santiago el Mayor, el número será otro y el reparto se ampliará.

Más de 55 toneladas de alimentos se han contado hasta el momento en las operaciones Kilo, Quilo, los sembradores de estrellas, las casas solidarias. Las circunstancias especiales de este año han hecho que se recojan alimentos, pero también dinero: hasta el día de hoy cerca de 38 mil euros.

En Salesianos Puertollano, su director, Sergio Oter, en un video para animar a la participación proponía la aportación de un euro por persona. Propuesta que multiplicaba por mucho el empuje solidarios, sobre todo entre los más jóvenes.

Creatividad solidaria

En otros lugares se ha dado una vuelta a la creatividad. Desde Salesianos Burgos han pedido que los alimentos se compren en los pequeños comercios muy afectados por los cierres. En A Coruña que han creado bonos-compra que reparten entre familias necesitadas de la parroquia y el colegio, para que sean ellas que compren realmente aquello que necesiten. En Ourense la organización de competiciones de e-sports, cuya recaudación se destina íntegra a la histórica Operación Quilo, animada por Amencer, donde la implicación de los jóvenes es ejemplar, 356 implicados en las labores de voluntariado en esta histórica Operación Quilo.

Alianzas, Familia Salesiana y jóvenes protagonistas

La recaudación de alimentos y de dinero se destina, en muchas ocasiones, a los bancos de alimentos de las diferentes ciudades. A Cáritas desde las parroquias. A residencias de Ancianos. A comedores comunitarios, en concreto desde Salesianos Los Boscos de Logroño con la asociación Comida económica de la ciudad. Y, también,  a congregaciones religiosas como las Hermanas de la Consolación de Salamanca. O las hermanitas de los Pobres de la calle Almagro, que han recibido dos furgonetas de alimentos desde Salesianos Atocha.

Pero también a las familias relacionadas directamente con las obras salesianas como es el caso de los 10.000 euros recaudados por Pinardi para las familias necesitadas de los Centros Juveniles.

Aunque este año se han reinventado en el método de recogida, la solidaridad salesiana no es algo nuevo, desde siempre en todas las casas se realizan acciones pensando en contribuir a mejorar la situación de muchas personas, muchas familias. Y en estas acciones solidarias están directamente implicados los jóvenes de los centros, las parroquias, los centros juveniles, como así lo han vivido los chicos y chicas del Centro Juvenil de Alcalá de Henares que han colaborado (como otros muchos) en el proceso de almacenamiento y entrega a las familias necesitadas.

La Familia Salesiana al lo largo y ancho del territorio se implica, desde Santiago de Compostela, Vigo, Ourense, Lugo, A Coruna hasta Arévalo, Ciudad Real, Madrid, Alcalá de Henares, Urnieta, Oviedo, Nueva Montaña en Santander, etc… Lo explicaba Atanasio Serrano, párroco en la Parroquia salesiana San José de Alcalá de Henares: ‘No nos hemos limitado al suministro habitual de productos básicos. También hemos comprado y repartido pollos, langostinos, jamón, queso, turrones… lo que ha supuesto una enorme sorpresa para muchas familias. Todo el mundo merece disfrutar de una ilusión así al menos una vez al año. Nosotros se la hemos querido brindar por Navidad’.

La entrada El 55.334: Premio Gordo a la Solidaridad y el segundo premio para el número 37.098 se publicó primero en Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor.