El testimonio de Alfredo: ‘Vi nacer las Plataformas Sociales Pinardi’

0
17

Pinardi no es para mi extraño, si no me equivoco, mi firma está en el acta fundacional junto con varios salesianos que, como yo, estaban llevando en sus casas salesianas las incipientes plataformas sociales: Naranjoven, las Naves, Valora, Cabria

En septiembre de 2008 llegué a Naranjoven. En la Parroquia existían muchas actividades sociales para todos los que pasaban por nuestra casa. Me encontré con varios talleres llevados por voluntarios: Carpintería de Madera, Carpintería mecánica, Encuadernación, Electricidad, Fontanería, Corte y confección. Acudían jóvenes que los Servicios Sociales nos derivaban porque presentaban diversos conflictos: dificultades familiares, absentismo escolar, consumos… pasaban mucho tiempo en la calle. Me robaron el corazón.

Estos talleres se llamaban Prelaborales Naranjoven, al final se les proporcionaba un diploma impartido por Servicios Sociales del Ayuntamiento que apenas les servía a los chicos y chicas para conseguir un trabajo o volver al sistema educativo.

Con lo que comencé a darle vueltas y para el 31 enero del 2009 vino una nueva luz: la Garantía Social. (Los alumnos que cursan Garantía Social, además del certificado académico que otorga la administración educativa, podrán recibir, según se regule, el Certificado de Profesionalidad que en un futuro otorgará la administración laboral y que permitirá la continuidad o equiparación con la formación profesional ocupacional o continua.)

Reforma de locales, homologación de especialidades, tramites administrativos… Para el curso 2009-2010 comenzamos con Peluquería, Diseño Grafico, Informática, Electricidad, Jardinería que era la demanda que entonces pedía la sociedad que necesitaba trabajadores con cualificación profesional.

 

 

En el 2001 la entonces Inspectoría Salesiana de S. Juan Bosco de Madrid vio la necesidad de una plataforma que aglutinara todas estas iniciativas y es cuando surgió Pinardi. Supuso un paso positivo para darnos a conocer en la Comunidad de Madrid, e intercambiar buenas practicas entre nosotros.

En 2008 dejo Naranjóven y paso a Las Naves en Alcalá de Henares. Es ese momento en que la crisis del 2008 recortó presupuestos para los programas sociales no así los educativos. Al año siguiente pusimos en marcha la Garantía Social aprovechado educadores y espacios que dejaban los programas sociales y sin prescindir de ellos, apostar por los programas en el que se podía conseguir alguna titulación que les abriera puertas al mercado laboral.

Había muchos chicos que quedaban excluidos del Sistema escolar. Obtuvimos autorización para impartir cursos de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) que pretenden mejorar formación general y capacitar al alumno para determinados oficios, trabajos y perfiles profesionales.

Este camino nos daba la posibilidad de ofrecer a los usuarios de los programas sociales la participación en estos cursos que les daba la posibilidad de titulación. Mas tarde vino el Grado Medioy la Formación para el empleo.

Después de 6 años trabajando con la E.S.O llego a Valora, plataforma que la vi nacer. Me siento muy feliz de compartir mi “ser salesiano” con educadores y jóvenes a pesar de la pandemia que nos ha condicionado mucho.

En esta etapa de mi vida me siento afortunado de “ser salesiano” y de acompañar y compartir vida y tareas con muchos educadores implicados en el trabajo salesiano que realizan. Considero que vivimos un tiempo especialmente sensible para abrir los ojos y descubrir en algunos jóvenes la necesidad de una inclusión social que significa darles la posibilidad de integrarse a la vida comunitaria, independientemente de su origen, condición social o actividad. En definitiva, acercarlo a una vida más digna, donde pueda tener los servicios básicos para un desarrollo personal y familiar adecuado y sostenible.

 

Por Alfredo Martín.

La entrada El testimonio de Alfredo: ‘Vi nacer las Plataformas Sociales Pinardi’ se publicó primero en Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor.