“Cada día salvamos vidas, cambiamos vidas”

0
54

El Rector Mayor de los Salesianos inaugura el 75 Aniversario de la obra salesiana Domingo Savio de Madrid con un encuentro con 300 educadores.

Ante unos 300 educadores de colegios y plataformas sociales de la zona centro de la Inspectoría Santiago el Mayor, el Rector Mayor de los salesianos abordó diferentes temas sobre la situación de los jóvenes hoy, la respuesta de las obras salesianas y el papel de los laicos en la misión salesiana. El encuentro se celebró en el teatro de Salesianos Domingo Savio de Madrid, en el marco de la inauguración de los 75 años de esta presencia salesiana.

Ángel Fernández Artime, preguntado sobre si la Congregación está dando respuesta a las necesidades de los jóvenes, manifestó rotundo que “no hemos traicionado a Don Bosco”. Añadió que ve “un deseo de fidelidad carismática” en toda la Congregación y ha pedido “en todo el mundo salesiano que en caso de duda [sobre si cerrar algunas obras] miremos a los más necesitados”. En este sentido desveló que, en los últimos años, “la Congregación no ha aprobado ninguna presencia que no sea para los más necesitados”.

Por eso animó a los educadores a “estar de parte de quien más nos necesita” y, aludiendo al Aguinaldo que ha propuesto a la Familia Salesiana para este año, alentó a los educadores “a ser valientes en las propuestas que hacemos a los jóvenes”. Por eso subrayó la importancia de creer en los jóvenes, preocuparse de cada uno de ellos, “poner la mirada en quien es más frágil”.

En el diálogo con los educadores, también aseveró que los salesianos creemos en los seglares, pues “no hay otro camino para llegar a la misión”, pues también forman parte del sueño de Don Bosco, afirmó. El Rector Mayor alabó la gran profesionalidad de los educadores, su vocación y les animó a crecer en identidad carismática. “Los jóvenes os necesitan -dijo al final del encuentro-, necesitan maestros de vida”. Fernández Artime terminó agradeciendo la labor y vocación de los educadores “porque juntos estamos haciendo posible el sueño que el Espíritu suscitó en Don Bosco”.

El Inspector de Salesianos Santiago el Mayor, Fernando García, concluyó el acto agradeciendo la labor de los educadores especialmente durante este tiempo de pandemia y señaló que “lo más importante que tenemos son las personas, sois vosotros”.

75 Años educando a la juventud del barrio

El encuentro con los educadores fue la antesala del acto de inauguración de los 75 años de presencia salesiana en el barrio de Ciudad Lineal de Madrid. El Rector Mayor y el Consejero General para la Región Mediterránea, Juan Carlos Pérez Godoy, habían llegado por la mañana a Madrid para abrir este aniversario.

El acto del pregón e inauguración de este aniversario lo abrió el director de la obra salesiana, Manuel de Castro, quien agradeció a Dios y a María Auxiliadora el “excelente trabajo que aquí se ha realizado” con la mediación de tantos salesianos y educadores, y renovó el compromiso educativo pastoral de toda la comunidad educativa.

Fernando García, destacó los orígenes de la casa como un Oratorio festivo, que después fue ampliándose como escuela y después, Margarita Álvarez, la primera mujer que en 1976 entró como profesora en el centro, fue la encargada de pronunciar el Pregón de este aniversario. Invitando a mirar hacia el pasado, Álvarez recordó los orígenes en 1947 cuando el salesiano Rómulo Piñol llegó al barrio y comenzó los primeros años jugando con los chicos en un descampado de la zona, donde en 1948 abrió las primeras clases que, 75 años después, se han convertido en un colegio con todos los niveles educativos, especialmente la Formación Profesional, Centro Juvenil, escuela deportiva y parroquia.

Un oratorio en el origen de esta casa salesiana​

En el acto de inauguración de este aniversario también participaron Pedro Huertas, Secretario General de Escuelas Católicas, que animó a “poner evangelio en el corazón de los jóvenes”; Pilar Ponce, Presidenta del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, que señaló que “la educación cambia la vida y vosotros habéis cambiado la vida” de muchas personas y del barrio.

Por su parte, el Rector Mayor marcó como desafío de toda obra salesiana “ser otro Valdocco”, aludiendo a los orígenes de la Congregación, también un oratorio en ese barrio de Turín. El Rector Mayor animó a seguir adelante creyendo en los jóvenes y declaró abierto el 75 aniversario de la casa salesiana.

El acto, celebrado en el teatro del colegio y ante unas 350 personas, concluyó con el estreno de un nuevo himno a Don Bosco, a ritmo de reguetón, del sacerdote y cantautor Toño Casado. “Soñando con Don Bosco” es el título de una pegadiza canción que interpretó el autor y cantaron y bailaron otros chicos y chicas del centro. La jornada terminó con la bendición, por parte del Rector Mayor, de un cuadro dedicado a Santo Domingo Savio.

20220121-Rector Mayor, inauguración 75º Aniversario de Salesianos Domingo Savio-Madrid

La entrada “Cada día salvamos vidas, cambiamos vidas” se publicó primero en Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor.